Saltar al contenido

SOBRE MÍ

CHRISTIAN GAVARA
christian gavara

Soy Christian Gavara y ya siendo muy pequeño descubrí mi gran pasión. El deporte. Lo descubrí de la mano del karate kyokushin y lo que al principio parecía una extraescolar más se convirtió en mi estilo de vida.

Me inicié en el mundo de la competición con 14 años y a día de hoy sigo con nuevos objetivos en mente. Este estilo de vida me ha llevado a vivir y conseguir cosas increíbles a nivel deportivo:

01

Campeón de España

Desde el año 2012 al 2018

02

Campeón de Europa

Los años 2014, 2017, 2018 y 2019.

03

Tercero del Mundo

Tercero en el campeonato del Mundo 2015

04

Representante en Rusia

Representación del equipo nacional en el campeonato del Mundo unificado en 2017 (Rusia)

¡ojo!
Esto no acaba AQUÍ...

Ya que combinaba todos estos campeonatos de karate con el Trail en las épocas fuera de competición y aquí es donde te traslado a mi otra pasión. La montaña y los deportes de resistencia.

Si tuviese que definirme, me definiría como un loco que sabe que la vida tiene fecha de caducidad y busca su mejor versión tanto a nivel deportivo como a nivel profesional. Llevando a las personas que están dentro de mi equipo a hacer cosas increíbles como:

Christian gavara

Y lo más IMPORTANTE de todo…

A disfrutar del proceso

Formación

En constante aprendizaje

En cuanto a formación, siempre he tenido claro que iba a ir en una misma dirección, deporte y salud. Soy técnico superior en actividades físicas y deportivas, además de entrenador personal europeo, MBA Sport Management, antropometrista (ISAK 1) y dietista especializado en nutrición deportiva.

Actualmente, sigo cursando varios certificados con el objetivo de ser cada día un mejor profesional. Creo que la mejor herramienta que puede tener un profesional de la salud y el deporte es la formación y actualización continua.

Así que estoy decidido a ayudarte a dejar de lado todas esas cosas que no te permiten avanzar y caminar juntos en este camino, yo daré mi 100% para llegar hasta ahí arriba.

Y recuerda…

PROGRESO, NO PERFECCIÓN

No es lo mucho que haces en un día. Sino lo constante que eres cada día.